¿Deseas que tu negocio crezca haciendo menos y obteniendo más?, no eres el único emprendedor con este sueño. Tranquilo(a) no es una epifanía, con Growth hacker tu sueño se puede hacer realidad en corto plazo. Por algo se le llama el ingeniero de tu cohete, ello debido al   potencial que ostenta como herramienta para levantar un negocio que se pierde de vista.

Pese a que el concepto de Growth hacker no ha cobrado mucha fuerza aún en España, en Norteamérica por ejemplo, está marcando la pauta actualmente. Inclusive, personas que se especializan en el tema, debido a la creciente demanda en el sector de las Startups.

A continuación, no sólo se revelará de qué se trata este novedoso concepto, sino algunas competencias necesarias de esta figura, cómo puede contribuir al auge del negocio, entre otros aspectos interesantes sobre Growth hacker que querrás conocer. Si esta práctica le sirve a plataformas tan exitosas como Facebook para cautivar a su audiencia y capturar leads ¡porque no adoptarla desde ya!

Rocket in the space illustration

¿Qué es un Growth Hacker?

Una definición del Growth hacker o hacking es presentarla como una novedosa disciplina de apoyo corporativo, cuyo objetivo estratégico es elevar rápida y notaria en términos numéricos de clientes, ingresos o alcance de una empresa con un esfuerzo e inversión mínima.

Por tanto, el Growth hacker tiene la capacidad casi mágica de lograr la expansión de la empresa en un mercado repleto de oferta y demanda, gracias a su enfoque innovador y diferente para dirigir y redefinir determinados bienes y/o productos. Impulsa su distribución para que alcance a la mayor cantidad de clientes, usuarios y/o consumidores posibles. 

El modelo del Growth hacker se suele asociar al término de ingeniero de tu cohete, ello en virtud del efecto que logra, y por tratarse de una práctica de observación y búsqueda diferente para crecer una empresa en un mercado similar con un gasto de capital mínimo. 

Los especialistas en Growth hackers hacen crecer las startups, un término asociado a los negocios digitales en un menor tiempo. 

Para este fin, llevan a cabo un riguroso análisis de un determinado rubro, bien y/o servicio, redireccionan sus atributos y características para determinar y potenciar el elemento que sea capaz de generar un mayor crecimiento. Y al mismo tiempo, lo distribuyen a través de canales y acciones que logran un alto volumen de leads por muy poca inversión.

¿Te causa curiosidad el término Growth hacker o hacking?, pues bien, conviene saber que al adoptar esta disciplina como parte de tu negocio sepas bien de qué se trata, ya que dominando sus conceptos, puedes dar el impulso adecuado a tu negocio:

  • Growth: se refiere a crecimiento, capacidad de viralizar e impulsar un contenido, rubro, servicios, etc.
  • Hacker o Hacking: tiene su raíz del término de hackear, percibido como habilidad para prever y  programar soluciones con creatividad para solventar problemas de la vida real.

Conociendo el Growth hacking o Growth Marketing

Ya sabemos que el fundamento del Growth Hacking es la teoría del crecer/crecer. De tal modo, que toda decisión que asuma este, está dirigida a lograr que el negocio tenga impulso; por ello sus acciones o iniciativas apuntarán en ese norte. 

Crecer siempre será el eje central del Growth hacker; y para no perder ese norte, renuevan la definición de rubros, bienes y/o servicios y su colocación, con la intención que alcance a más cantidad de clientes/usuarios/consumidores que sea posible.

Obviamente, los especialistas en marketing tradicional tienen este objetivo, pero no en la misma proporción que el Growth hacker. Lo que le otorga poder a este, es su obsesiva intención de crecimiento. 

En razón de tal fijación, han emergido novedosas e inéditas prácticas, modelos y herramientas de Growth hacking que eran impensables tiempos atrás, sin embargo, ahora es el eslabón de una estrategia de crecimiento.

Ahora bien, de darse el caso de una startup, ¿Cómo crecer si acaba de instalarse?, no importa, para el Growth hacker no hay problema, pues su especialidad es obtener más con menos. Y en definitiva, a ninguna persona le agrada invertir mucho  capital en algo con la incertidumbre de si funcionará o no, en acciones que supongan riesgos, como el caso de la publicidad. 

Menos aún a startup que acaba de arrancar un inestable viaje de negocios, que no está preparada para derrochar dinero. Esta postura aplica para cualquier forma de empresa, no obstante, cobra especial protagonismo para una startup que desea optimizar sus gastos al máximo.

Para ilustrar un poco las premisas dibujadas anteriormente, veamos las 4 tareas básicas del Growth hacker o Growth Marketing.

Crear el producto, bien o servicio que la gente desea 

El Growth hacker en este caso centra su esfuerzo en ofertar el producto que el cliente o consumidor están demandando y que, al mismo tiempo, satisfaga sus requerimientos. Cuando el cliente esté satisfecho y termine fidelizado, recomendará dicho bien, rubro o servicio a terceras personas gratuitamente, por tanto, habrá un ahorro en publicidad y marketing.

Centrarse en un target particular 

Centrar la acción en un público objetivo o nicho específico, sin duda, contribuye con la focalización. Los Growth hacker generalmente abordan primero a quienes se desempeñan mejor con las tecnologías, puesto que al fidelizarse, ayudarán en la recomendación a otras.  

Viralizar el bien o producto

En este enfoque, el Growth hacker se coloca en los zapatos del cliente o usuario para experimentar los temas de mayor interés o más compartidos, y en función de ello, adoptar las acciones más adecuadas.

No desmejorar el producto, bien o servicio

Esta premisa es garantía de su demanda a largo plazo, por ello el Growth hacker debe enfocarse en objetivos de períodos cortos y medios, a fin de retener la clientela. Así como adoptar instrumentos adecuados para medir resultados y tendencias de conversión. 

¿Qué habilidades debe dominar un Growth Hacker?

Un Growth hacker se perfila como una persona multidisciplinaria, es decir, debe tener un dominio general en diversas áreas del saber. Por ejemplo, de programación, diseño, venta y publicidad, etc. Por ello, el perfil debe contener distintas habilidades o competencias, para colocarse como un experto en  marketing.

Este tipo de perfil profesional está cobrando especial fuerza en la actualidad por las empresas digitales, y uno de los más solicitados en cualquier startup, y la realidad evidencia que cada vez tendrá mayor demanda:

  • Conocimientos generales de programación.
  • Un espíritu creativo e innovador, para hallar nuevos métodos para hacer crecer el negocio.
  • Dominio general en background de la disciplina.
  • De mentalidad amplia. 
  • Capacidad para tomar e implementar acciones rápidas y efectivas.
  • Agilidad en la toma de decisiones, para saber y probar cosas nuevas rápido y ver si funcionan.
  • Conocimiento sobre SEO.
  • Conocimiento básico de Analytics.
  • Habilidad para gestionar plataformas de social media desde una visión estratégica.
  • Conocimientos del embudo de conversión o funnel.
  • Comprende el comportamiento de los clientes en la red.
  • Conocimientos generales de test A/B, a fin de verificar el comportamiento de los usuarios.
  • Capacidad para analizar las técnicas implementadas y determinar si funcionan o no. 

¿Por qué un Growth Hacker puede ayudar a mi proyecto?

¿Qué mejor ayuda que hacer crecer el negocio verdad?, ya hemos visto cómo un buen Growth hacker logra expandir el horizonte de una empresa, pues aborda su principal capital, sus clientes y/o usuarios, ello gracias a su amplio y perfil integral capaz de dominar todas las técnicas de marketing para poner en práctica estrategias virales, novedosas y creativas. Apuntando a una sola dirección, el crecimiento de la empresa.

Pero el Growth Hacking coadyuva también en la baja inversión para implementar acciones de impacto rápido. Con lo cual se reduce el riesgo, al comprobar la efectividad de la estrategia a muy bajo costo. Cuando se comprueba su viabilidad, se invierte en ellas.

El monitoreo constante llevado a cabo por el Growth hacker permite saber con precisión cómo se comporta el mercado, además de conocer de cerca al público objetivo o buyer persona. 

Sin duda, disponer de esta valiosa información posibilita que las acciones implementadas sean las más convenientes para vender más y mejor, puesto que el producto o servicio se optimiza a diario. ¡No existen razones más convincentes para tener uno ya!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.